sábado, 11 de abril de 2015

Gracias por la visita, P. Tránsito García

     Del Miércoles 8 al Viernes 10 tuvimos el gran gusto de que nos visitara el P. Tránsito Alfredo García, exalumno de este Seminario, que ayuda actualmente como sacerdote colaborador en la parroquia de la Comunidad de El Congo, Santa Ana (El Salvador). Al P. Tránsito acompañaron tres seminaristas del Seminario San Juan XXIII, que se encuentra en Santa Ana.

     Nos hizo recordar tanto su estadía por aquí (1995-1998) y los amigos comunes que también estudiaron en este Seminario, lo cual nos dio sumo gusto conocer algo más de nuestros amigos.

     De entre los temas varios que tuvimos tiempo de tratar, uno fue la situación social de El Salvador, del que se habla mucho. Y nos sugirieron motivos suficientes para encomendar ese querido país, que sufre mucho de violencia; comentaba, además, que la parte de la sociedad más vulnerable es la juventud.

     Pero también nos comentó que la próxima beatificación de Mons. Romero ha venido cuando más se necesitaba. Los parroquianos de todo el país, comentaba, están conociendo la verdadera figura del próximo beato. Confía en que este acontecimiento eclesial vaya a ayudar mucho en la marcha de la Iglesia y de la sociedad en este país.

     Nos ha dado tanto gusto verte, P. Tránsito. Les das nuestros saludos a los amigos de este Seminario.

lunes, 18 de agosto de 2014

XXV Años de Sacerdote del P. Hugo Reyes

     De los primeros años del Seminario hemos tenido poco conocimiento, pues ya se va quedando atrás en el tiempo ojalá no se pierda en el olvido—. El P. Hugo Reyes, que fue uno de los primeros alumnos de este Seminario, es testigo de ello.
     El P. Hugo Reyes ha cumplido, el pasado 15 de agosto, 25 años de haber sido ordenado sacerdote —por Mons. Eduardo Fuentes— y nos ha invitado a la fiesta. Los PP. Víctor y Miguel Ángel nos representaron. El P. Hugo es párroco, desde hace 24 años, en Santo Domingo Suchitepéquez. Allá es donde viajaron los formadores.
     La tarde de la solemnidad de la Asunción de la Virgen, tuvo lugar la Santa Misa, celebrada por el P. Hugo y concelebrada y predicada por el P. Víctor. Ésta fue la ocasión para que los feligreses del P. Hugo pudieran celebrar el redondo aniversario sacerdotal.
     Al día siguiente, el sábado 16, tuvo lugar la celebración con los feligreses que pudieron asistir y los amigos del P. Hugo, venidos de todas partes. La Santa Misa fue celebrada por Mons. Pablo Vizcaíno, Obispo de “Suchi-Reu”, concelebrada por Mons. Óscar Julio Vian —Arzobispo Primado y amigo cercano del agasajado—, por el P. Hugo y los sacerdotes que participaron. Esta celebración se llevó a cabo en una preciosa iglesia recién construida en una casa de retiros parroquial, orgullo del P. Hugo, situada en una lotificación en las afueras del pueblo.
     P. Hugo: le felicitamos desde la página del Seminario, cuya institución tuvo el honor de ayudarle en su formación en otro tiempo. ¡Muchas felicidades!
Una de las cualidades del P. Hugo es la pastoral con los acólitos. Actualmente se mantiene la cifra de unos 200 acólitos.

Al comenzar la celebración de la noche del 15 de Agosto, en la iglesia parroquial.


El P. Hugo, presidiendo la concelebración.

El P. Víctor, durante la homilía.

En la doxología final.

El día 16, a primera hora, con los acólitos "madrugadores".

Una vista de la casa de retiros. Al fondo se ve la iglesia.

¡Qué vegetación tan exuberante!

Al fondo, la iglesia.

Había una exposición fotográfica. Aquí, el P. Víctor, apreciándolas.

Una vista del lugar en donde se sitúa la casa de retiros.

Junto a la iglesia, la gruta de la Virgen, en su advocación de Auxiliadora.

El sagrario, lugar de adoración y oración.

Uno de los paneles de fotografías.

Hace 25 años...

Viejos amigos (izq. a der.): P. Ángel Ojuel, P. Víctor, P. John Boyle y P. Bartolomé Calel.

Al iniciar la Santa Misa.

Durante el Evangelio, proclamado por el P. Hugo.

Mons. Vizcaíno, dispuestos para recibir las ofrendas.



Al terminar la celebración.

El coro "en acción".

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Jornada de la Juventud en Quiché

     Hemos tenido la alegre noticia de que en la Diócesis de Quiché, el domingo pasado (24 de noviembre), han tenido, por primera vez, la Jornada de la Juventud. Fue el domingo de Cristo Rey, de la clausura del Año de la Fe. Esto es lo que nos ha informado el P. Salvador Quiejú, exalumno de nuestro Seminario, que es vicario en la parroquia de Nebaj.
     “Éste es sólo el inicio”, comentaba el P. Salvador. El propósito era dar inicio, a manera de como se realiza en la Diócesis de Sololá-Chimaltenango, lo que será después la Jornada Diocesana de la Juventud en Quiché. Participaron, en esta ocasión, las parroquias de la región Ixil: Nebaj ―en donde está el P. Salvador―, Chajul ―en donde labora el P. José David Ajín, también exalumno de este Seminario y sacerdote de esta Diócesis― y San Juan Cotzal.
     El punto de reunión fue la aldea de Pulay, en donde comenzó la caminata, y se desarrolló el resto de la actividad en San Juan Cotzal. Alrededor de dos mil participaron en la actividad que, comentaban, estuvo muy alegre, entusiasta y apostólico. 
     Enviamos a nuestros amigos nuestra felicitación y nuestras oraciones para que, habiendo comenzado este tipo de actividad, recojan muchos frutos.
     Vean las fotos que nos han compartido.







viernes, 12 de julio de 2013

Entrevista al P. Rubín Isaías Cuj

Al finalizar la Misa, posó para la foto, en uno de los pasillos del Seminario.
     Con motivo de su Primera Misa, celebrada en el Seminario el día de ayer, viernes 12, el P. Rubín nos concedió esta entrevista, que con gusto ponemos en el blog de exalumnos.
Datos
Años de la formación en el Seminario: 2003-2004 (Seminario Menor); 2005-2011 (Seminario Mayor).
Lugar de procedencia: Colonia Pampojilá, San Lucas Tolimán.
Fecha de ordenación: 15 de junio de 2013.
Lugar de ministerio, actualmente: Patzún.
¿Cómo está tu familia después del acontecimiento de tu Ordenación?
     Primero, muy agradecidos con Dios por ese gran Don inmerecido. Los ha llenado de alegría y de admiración por el misterio del sacerdocio. La vivencia de ese acontecimiento ha sido y será inolvidable en mi familia, un sueño hecho realidad y no sólo para mi familia, sino también para mi aldea. Mis padres estuvieron acompañándome en todas las Misas que celebré en mi parroquia y les notaba la alegría en su rostro, pero también les notaba una admiración hacia mí como sacerdote. A veces no hallan cómo tratarme. Lo han tomado como un gran regalo de Dios para toda mi familia.
¿Ya has comprobado la necesidad de una vida interior recia para servir eficazmente en el ministerio sacerdotal?
     Sí, cuán necesario es el trato con Dios. Si el sacerdote no trata a Dios en la oración no podrá servir a su pueblo. El Señor nos llama no solo para enviarnos sin más; no, nos llama para que estuviéramos con Él y, sólo estando con Él nos enviará para anunciar y difundir el Evangelio, para que todo lo que hagamos tenga eficacia. Humanamente uno se cansa, se agota físicamente, y lo que le anima a seguir adelante es su trato con Dios; de lo contrario, se desespera y se desilusiona. Ese ánimo y esa visión sobrenatural, en mi poca experiencia sacerdotal, lo hallo en la vida interior.
Una anécdota significativa en tu camino vocacional.
     Quisiera compartir, esa anécdota que iluminó con más claridad mi vocación sacerdotal: estando en tercero de Teología, me topé ante una crisis vocacional: toda mi ilusión de ser sacerdote se me desvaneció, se oscureció, ya no quería nada. Ante esa crisis vocacional tomé la decisión, no acertada, de abandonar el Seminario. Pero mi conciencia no me dejaba tranquilo. Lo que hice fue lo siguiente: fui con un sacerdote, ya con muchos años de experiencia sacerdotal, y le conté todo. Ante ello, la respuesta y el consejo que me dio no lo esperaba: primero me regañó diciéndome que la vocación no es una ilusión o un deseo, la vocación es algo más, es una decisión de responder a la llamada del Señor. Todo lo demás puede terminar, pero si estás convencido y decidido de seguir al Señor, Él te ayudará en tu vocación. Así es como ahora soy sacerdote, por la gracia de Dios.

domingo, 20 de enero de 2013

La ordenación de los padres Miglan y Juan Carlos


Nos congratulamos por la ordenación de los ahora P. Miglan y P. Juan Carlos, exalumnos de este Seminario, que fueron ordenados el día de ayer en la Catedral Metropolitana de Guatemala, de manos de Mons. Oscar Julio Vián Morales. Provenientes de Petén (P. Juan Carlos) y El Salvador (P. Miglan), fueron ordenados ambos para la Arquidiócesis Primada.

La noticia fue reseñada por Prensa Libre, quien ha editado este video, a manera de resumen de la ceremonia.

Muchas felicidades, nuevos sacerdotes. Dios les bendiga y mantenga fieles.


viernes, 11 de enero de 2013

Invitación a ordenaciones


     En esta ocasión nos congratulamos por la próxima ordenación de nuestros amigos y exalumnos Miglan Estib Acebedo y Juan Carlos Palencia. Ambos serán ordenados el próximo 19 de enero, en el contexto del Año de la Fe y el Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos.
     La Ordenación sacerdotal, en la que serán ordenados dos sacerdotes más, se llevará a cabo:
     en Catedral Metropolitana de la Ciudad Capital
     a las 10:00 de la mañana.
     Les aseguramos nuestra oración y nuestra cercanía, esperando poder estar presentes. Dios los bendiga.


viernes, 1 de junio de 2012

Gran celebración del Día del Exalumno

     La jornada fue memorable, de alegre compañía y encuentro entre los exalumnos de nuestro Seminario, tan de distintos cursos y edades pero unidos por la experiencia vivida en el Seminario durante los años de su formación.
     En este día, recordando los momentos de esta jornada conmemorativa, coloco varias fotos.
     Gracias, padres, por hacerse presentes en este día y hacer grande esta celebración. Siempre serán bienvenidos.


En el momento de la Exposición del Santísimo, cuando habían llegado aún unos pocos sacerdotes.

El P. Juan, el P. Abelardo -formador de casi todo el clero- y el P. Luis.

En el lugar de la "refacción".

Durante el deporte, con el Dcno. Santos al centro.

Tres buenos amigos: (de izq. a der.) P. Carlos, P. Emilio y P. Nicolás.

Espectadores del partido de futbol.

Aficionados, viendo el partido entre sacerdotes y seminaristas menores.

El equipo de los sacerdotes, casi todos, que defendieron valientemente el honor.

En uno de los momentos del partido.

Los más pequeños de la casa, preocupados porque iban perdiendo tras el primer tiempo.

La premiación del segundo lugar, tras perder a los "penales".

Mons. Gonzalo, premiando al equipo del Seminario Menor, que ganó el primer lugar. 

Antes de la Santa Misa: el P. Martín (izq) y el P. César.

Antes de la celebración eucarística.

Durante la Misa, los neodiáconos Santiago y Marvin.

La foto del recuerdo: los sacerdotes que concelebraron en la Santa Misa.

Durante el almuerzo, compartiendo sacerdotes y seminaristas.

Los padres Lee y Luis, con un motivo sacerdotal al fondo.

De izquierda a derecha, los padres Tito, Martín y Julio, que desarrollan su ministerio en la Diócesis de Escuintla.

Durante la tertulia después del almuerzo, el P. Maco intervino.